El 20 de octubre de 2011 ETA anuncia el “cese definitivo de su actividad armada”. Empezaba una nueva vida para dos familias. Por un lado, la familia de Miren, madre de Joxe Mari, un militante de la banda terrorista, y por otro lado, la familia de Bittori, esposa del Txato, víctima de ETA.

Este básicamente es el comienzo de Patria, de Fernando Aramburu. Dos familias cualquiera (sin apellidos) en un pequeño pueblo vasco cualquiera (sin nombre). Y cómo la violencia y el conflicto político influyen en todo lo que les rodea, afecta en cada decisión, y como consecuencia engloba a todo el pueblo.

Todos conocemos la historia de una de las épocas más duras y oscuras de la historia de España, la del terrorismo de ETA. Si no, no tienes más que teclear en Google las palabras mágicas y tendrás miles de resultados para informarte.

PATRIA: UN BEST SELLER PENSADO PARA VENDER

Alrededor de este tema tan peliagudo y espinoso, la novela aborda una de las épocas más duras de la historia de España. Desarrollada en varias líneas temporales, salta constantemente hacia delante y hacia atrás en el tiempo para presentarnos y contarnos la vida y sucesos de las dos familias protagonistas.

Dos familias vascas, grandes amigas en el pasado, pero que llevan años sin hablarse debido a su ideología política. La novela empieza en un presente donde Bittori va a visitar la tumba del Txato, asesinado por ETA bastantes años atrás, para contarle el cese de la violencia de la banda terrorista, y su decisión de volver al pueblo donde fue asesinado y donde todos le dieron la espalda desde el primer momento que empezaron las amenazas y las primeras pintadas.

A partir de aquí nos encontramos con pequeños capítulos que muchas veces parecen relatos independientes, que van sucediendo en distintas líneas temporales pero que conforme vamos avanzando, nos van ayudando a comprender la historia, a ir encajando las piezas de un puzzle hasta que conseguimos, al fin, entenderlo como una unidad.

Todos estos pequeños relatos nos ayudan a comprender (o no) a los personajes, con un tratamiento bastante profundo de cada uno de ellos, que nos anima a meternos en su cabeza, a conocerlos y ver cómo van evolucionando y radicalizando.

UNA NOVELA LLENA DE TÓPICOS

Bajo nuestro punto de vista, Fernando Aramburu pasa de puntillas por la polémica nacionalista vasca, sin meterse muy a fondo en ninguno de los temas espinosos. Probablemente a propósito, en ningún momento sus historias te espantan, no te revuelven el estómago como debería hacerlo.

Aramburu nos presenta unos personajes sin maldad. Evidentemente te incomodan ciertas actitudes, ciertos personajes, la indiferencia de todo un pueblo hacia una familia amenazada, la alusión (muy por encima) a las torturas que sufrían los presos, la influencia de la iglesia en estos pequeños pueblos (siempre la religión de por medio)… pero no profundiza en ninguno de esos temas lo suficiente como para dejarnos tocados. Incluso varias historias tienen un final feliz que nos ha parecido demasiado idílico.

Debido a esto, crea una serie de tópicos demasiado generales como los típicos personajes vascos, tópicos en el lenguaje, dos matriarcados con mujeres fuertes y hombres calzonazos, un homosexual que es el único que lee, culto y el único personaje de la novela que tiene inquietudes, una víctima ejemplar y perfecta (¿Si la víctima no es perfecta no tiene que darnos pena?) y un malo que al final no es tan malísimo (el asesinato porque sí no tiene ningún tipo de justificación). Demasiados estereotipos para una novela que pretende ahondar en la identidad del pueblo vasco durante los 40 años de violencia y sinsentido.

A PESAR DE TODO, MERECE LA PENA LEERLA

Aun así, es muy buena novela, fácil de leer, llena de interesantes diálogos, con una crítica a ese radicalismo sin razón, esa barbarie que proviene de la falta de educación y cultura, más que de unas creencias y unos razonamientos realmente firmes.

¿Nos ayuda a entender mejor a la sociedad y el conflicto vasco? Para nada, pero tampoco creemos que lo pretenda, no esperes un gran análisis en profundidad ni de la sociedad vasca ni de su conflicto armado.

Patria

Dónde comprarlo