Últimamente estaba buscando un libro que resultara fácil de leer, una comedia romántica que me dejara con el corazón calentito y una sonrisa en la cara.

Rojo, blanco y sangre azul llevaba un tiempo llamándome a gritos desde mi estantería, pero siempre se colaba algún otro libro. Hasta que por fin llegó su turno. Y, sinceramente, no me esperaba que me gustara tantísimo.

Con un argumento político de fondo (muy ligero), un mundo frío y calculador, donde las relaciones entre países se basan en intereses y estrategias. Pero, ¿y si en este escenario irrumpiera una historia de amor inesperada? Un romance capaz de desafiar las normas y romper las barreras entre dos mundos distintos.

Rojo, blanco y sangre azul, de Casey McQuiston, nos presenta una novela que mezcla romance, política y humor con una trama que te mantendrá enganchado desde la primera página.

¿DE QUÉ VA? (SIN SPOILERS)

¿DE QUÉ VA? (SIN SPOILERS)

En Rojo, blanco y sangre azul, Casey McQuiston nos sumerge en una historia de amor que desafía las normas y el sentido común.

Alex Claremont-Diaz, hijo de la presidenta de Estados Unidos, y Henry, príncipe de Inglaterra, se ven envueltos en un escándalo accidental (y extremadamente gracioso) que los obliga a fingir una amistad en las redes sociales para apagar algunos fuegos en las relacciones políticas entre sus restpectivos paises.

Lo que comienza como una farsa, se convierte en una verdadera amistad que pronto se transforma en un romance inesperado.

UNOS PERSONAJES INCREÍBLES QUE CONQUISTARÁN TU CORAZÓN

UNOS PERSONAJES INCREÍBLES QUE CONQUISTARÁN TU CORAZÓN

Alex es inteligente, sarcástico con un humor muy irónico, que lucha por encontrar su lugar en el mundo de la política. Lo único que quiere es ayudar a los demás.

Henry, sensible y responsable, vive con la presión constante de ser un miembro de la realeza y el deber de cumplir las normas y respetar la historia de la Familia Real.

A medida que se van conociendo, ambos descubren que tienen mucho en común y que comparten las mismas inseguridades.

Pero los personajes secundarios acompañan a nuestros protagonistas de forma magistral. Alex no se puede entender sin conocer a su hermana June, y a su mejor amiga Nora, sus dos pilares y con las que comparte absolutamente todo.

Y Henry solo confía en Bea, su hermana, y en Pez, su mejor amigo, con los que tiene una relación especial, y son las dos únicas personas que saben que es gay.

Estos personajes secundarios complementan de forma increíble a Henry y a Alex y la historia no sería la misma sin ellos.

¿CLICHÉS? SÍ, PERO CON UN GIRO

¿CLICHÉS? SÍ, PERO CON UN GIRO

Rojo, blanco y sangre azul juega con algunos clichés muy reconocibles, como el enemies to lovers o el fake dating. Sin embargo, Casey McQuiston les da un giro inesperado, convirtiéndolos en algo fresco y original.

La historia de amor entre Alex y Henry te atrapará desde el principio, te hará reflexionar sobre la importancia de la amistad, de la aceptación y del autoconocimiento.

Además, te reirás a carcajadas con las conversaciones entre ambos. Tanto sus conversaciones telefónicas como sus conversaciones por email (para mí de lo mejor del libro) están llenas de ironía, sarcasmo, humor, guiños, referencias históricas y literarias… son una auténtica joya.

NUESTRA OPINIÓN SOBRE ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL: MÁS QUE UNA SIMPLE COMEDIA ROMÁNTICA

NUESTRA OPINIÓN SOBRE ROJO, BLANCO Y SANGRE AZUL: MÁS QUE UNA SIMPLE COMEDIA ROMÁNTICA

Mucho más que un RomCom, Alex y Henry son personajes complejos, con sus propias inseguridades y defectos. La novela explora temas como la política, la identidad y la aceptación personal, lo que la hace más profunda que una comedia romántica sin más.

Rojo, blanco y sangre azul es una novela que te hará reír, llorar, reflexionar e indignarte en alguna que otra ocasión. Es una historia de superación y lucha, llena de momentos divertidos y sarcásticos, especialmente en las interacciones entre Alex y Henry.

Sus conversaciones por email son maravillosas, y van adquiriendo una profundidad diferente conforme va avanzando su relación, planteando temas más profundos que una simple conversación, pero siempre sin perder ese tono sarcástico que nos ha encantado.

Una novela sobre el amor, la amistad, la identidad y la lucha por ser uno mismo. Si buscas una lectura que te enganche y te haga sentir, este libro es para ti.

Por qué debes leerlo

  • Por Alex y Henry. Por su química, sus conversaciones, sus interacciones, por ellos.
  • Por sus personajes secundarios entrañables y llenos de humor.
  • Por el mensaje de esperanza y aceptación que transmite la novela.

Te lo recomendamos si:

  • Te gustan las comedias románticas con algo más de trasfondo
  • Estás buscando un libro LGTBQ+
  • SI te gustan los clichés enemies to lovers, new adult o fake dating

Rojo, blanco y sangre azul

Rojo, blanco y sangre azul

(edición coleccionista con capítulo extra)

Dónde comprarlo