Santiago Díaz ha entrado con fuerza en el panorama de la novela negra española en los últimos años. Incluso llegó a ser uno de los nombres que se barajaban como la persona que estaba detrás de Carmen Mola.

Si eres un apasionado de la novela negra española y te gustó la trilogía de La novia gitana, la saga de la inspectora Indira Ramos es para ti.

Con ciertos paralelismos con la trilogía de Carmen Mola, nos encontramos con asesinos excepcionalmente retorcidos (con una gran sorpresa en la segunda novela), con una protagonista muy fuerte y carismática y acompañada por unos personajes secundarios que acaban teniendo su papel protagonista y crecen junto a ella.

Tres novelas distintas pero muy parecidas, con tres casos diferentes que nada tienen que ver, que incluso podrías leer de forma independiente ya que lo único que continúa es la vida de los protagonistas y sus relaciones personales. Y con una pandemia por Covid de por medio. Aunque no la vivimos, entre el primer y el segundo libro transcurren dos años de pandemia y confinamiento.

La saga de la inspectora Indira Ramos es una trilogía que empezarás y no podrás soltar hasta que no la termines. Son tres libros autoconclusivos, cada uno con un caso que se abre y se cierra, muy fáciles de leer, muy originales y bien construidos que seguro que te quitan horas de sueño.

EL BUEN PADRE: PRIMER LIBRO DE LA SAGA INSPECTORA INDIRA RAMOS

Podría parecer que la trama del libro resulta algo típica, ¿qué haría un padre para salvar a su hijo? Pero la respuesta a esta pregunta no es nada convencional.

La primera escena del libro ya nos deja una primera imagen clara y potente. Un sangriento asesinato y un asesino cubierto de sangre. Un caso claro con un culpable claro. ¿Pero de verdad es el verdadero culpable?

Su padre defiende su inocencia hasta las últimas consecuencias y monta una verdadera trama criminal para obligar a la policía a abrir el caso, concretamente a la inspectora Indira Ramos, a la que elige por su integridad moral.

Efectivamente, Indira Ramos es una inspectora poco popular entre sus compañeros. Sufre TOC debido a un trauma sufrido hace algunos años, y su integridad es tan fuerte, que llegó a denunciar a un compañero por poner pruebas falsas en un caso. Todo esto le genera constante desconfianza a su alrededor.

Con esta base, Santiago Díaz construye una novela excepcional. Nos encontramos con varios narradores, la inspectora, el supuesto asesino, el padre protector y cada una de las víctimas, que nos van relatando su historia y cómo acabaron convirtiéndose en víctima o asesino.

Poco a poco todas esas historias se van entrelazando, cruzando y terminando en un sorprendente final con gran maestría por parte del autor. No queda nada en el aire. No queda ningún hilo sin atar. Pero con los ecos de una pandemia lejana y una sorprendente noticia, el autor nos abre la puerta hacia una segunda novela.

LAS OTRAS NIÑAS: LA SORPRENDENTE CONTINUACIÓN DE LA SAGA

Las otras niñas comienza después de dos años de pandemia, con su correspondiente confinamiento y nuestra inspectora de excedencia y alejada de todo lo que le rodeaba.

A los pocos capítulos de comenzar la novela nos encontramos con un sorpresón. Vamos a conocer a nuestro asesino. No te pienso contar quién es ya que a mí me impactó bastante y quiero que tengas la misma sensación.

La novela está basada en hechos reales, unos asesinatos reales que ocurrieron hace más de 30 años y cuyo autor escapó, y hoy en día sigue siendo de las personas más buscadas por la Interpol. Durante la trama de la novela, Santiago Díaz fantasea con lo que pudo pasar, cómo pudo ser, sus posibles destinos, y cómo reaparece en España para construir así un argumento extremadamente interesante y retorcido. Súper original.

El asesino, asesinatos y huida son reales, el resto es todo ficción creada por la pluma de nuestro autor con gran maestría. ¿Quién no ha pensado alguna vez qué habrá pasado con el asesino más buscado del mundo? Santiago Díaz plasma esos pensamientos (totalmente inventados) en Las otras niñas. 

Aquí entra en juego nuestra Inspectora Indira Ramos, de vuelta de su excedencia, que se enfrenta al caso más importante de su carrera.

Al igual que en la primera novela, se entremezclan varias tramas secundarias muy interesantes, tanto tramas personales, como tramas que atañen a los propios compañeros de trabajo que adquieren una importancia muy notable.

Las otras niñas está narrado en dos tiempos, el presente actual con la investigación de caso, y un pasado donde suceden los asesinatos, donde el narrador es nuestro asesino y donde nos metemos en su cabeza para conocer paso a paso su huída, hasta terminar en España.

Diálogos brillantes, capítulos en los que nos horroriza lo que nos cuenta y piensa el asesino, situaciones totalmente inesperadas, personajes secundarios con mucha fuerza, una trama paralela sorprendente que te dejará con los ojos como platos… Todos estos son los ingredientes de esta fantástica segunda novela de la Inspectora Indira Ramos.

INDIRA: UN APOTEÓSICO CIERRE DE LA SAGA

Y con Indira, Santiago Díaz cierra esta maravillosa trilogía. No se podía llamar de otra manera este tercer libro.

Indira comienza con una escena que te deja con los ojos como platos, en el primer capítulo nos encontramos a Indira en una tesitura complicada, y lo siguiente que leemos es el título de la Parte I: Un tiempo antes.

A lo largo del libro el autor nos va desvelando cómo Indira llega a esa situación a través de capítulos muy cortos e intensos, cada pocas páginas va cambiando de personaje e historia, y esos saltos le confieren un ritmo frenético que hace que no podamos parar de leer.

Se cierran historias que habían quedado abiertas del libro anterior, otras nuevas se abren, viejos personajes adquieren más protagonismo, y aparecen nuevos personajes como Jotadé, un grandísimo acierto que nos parece de lo mejor de este último libro.

Santiago Díaz nos cuenta dos historias diferentes, dos casos distintos que van transcurriendo de forma paralela. Uno personal, con Indira e Ivan como protagonistas, y otro puramente policial donde empezamos a conocer a nuevos miembros del equipo policial. ¿Entrará en la cabeza de Santiago Díaz algún spin-off futuro con estos personajes?.

MI OPINIÓN SOBRE LA SERIE INSPECTORA INDIRA RAMOS

Santiago Díaz es un gran maestro a la hora de construir novela negra. Como buen guionista que es, ha sabido crear una enorme madeja de hechos enredados entre sí, y poco a poco aportar soluciones a cada uno de ellos de manera magistral y sorprendente.

El buen padre era una novela difícil de superar, pero con Las otras niñas lo consigue con creces. Me ha encantado el planteamiento tan original de ambas novelas, el ritmo frenético de la primera donde se suceden los hechos de forma trepidante y el planteamiento tan original de la segunda.

Por ponerle un pero, me parece que la Inspectora Indira Ramos tiene demasiados paralelismos con la Inspectora Elena Blanco, la protagonista de La novia Gitana, ambas con un trauma pasado, ambas con un problema a solucionar, incluso sus relaciones personales se asemejan bastante.

Y por fin llegó esa tercera parte, Indira, que esperábamos ansiosas. Si bien nos ha parecido que este tercer libro está un poquito por debajo de los otros dos (que son extremadamente difíciles de superar), estamos ante un libro con un ritmo frenético, adictivo, muy ligero y que no podrás parar de leer hasta que no lo termines.

Un broche de oro para la saga de Indira Ramos.

Indira Ramos