Sin duda la saga Dama Blanca de Marta Martín Girón es una de las trilogías de novela negra española que más lectores y seguidores ha conseguido en los últimos años, y que ha dado mucho que hablar.

En un momento en el que la novela negra española está alcanzando un nivel espectacular, Marta Martín Girón nos sorprendió con una trilogía oscura, sombría y cruel y donde la condición humana muestra su lado más desagradable.

Sin paños calientes Martín Martín Girón nos presenta tres temas escabrosos y peliagudos en cada uno de sus libros: sexo con menores, maltrato animal y violaciones y abusos, en ese orden.

Nuestros asesinos ponen en jaque a Yago Reyes y Aines Collado, nuestra pareja protagonista, policías judiciales que se encargan de los casos más desagradables y crueles. Ambos huyendo de su pasado, la evolución de la relación entre estos personajes es uno de los hilos que sostiene la trilogía, aunando los tres libros.

Una trilogía retorcida y oscura que engancha, y mucho, tan adictiva que no querrás soltarla, pero a la vez tan fácil de leer que pasarás páginas y capítulos sin apenas darte cuenta.

ORDEN DE LECTURA DE LA TRILOGÍA DE MARTA MARTÍN GIRÓN

ORDEN DE LECTURA DE LA TRILOGÍA DE MARTA MARTÍN GIRÓN

Debes leer esta trilogía en el siguiente orden:

  • Dama Blanca

  • Luna Roja

  • Alma púrpura

En realidad los libros se pueden leer de forma independiente, cada libro nos cuenta un caso diferente que queda bien cerrado y sin flecos, y al que apenas se hace referencia en el libro posterior.

Pero si no los lees en ese orden, lo que sí te perderás es la evolución en la relación personal entre los dos protagonistas, Yago y Aines, que evoluciona de manera continua a lo largo de los tres libros.

DAMA BLANCA: PRIMER LIBRO DE LA TRILOGÍA

DAMA BLANCA: PRIMER LIBRO DE LA TRILOGÍA

Este primer libro es espectacular: oscuro, rápido, trepidante, con escenas muy intensas narradas sin pudor que nos dejan los ojos como platos.

Como en toda novela negra que se precie, comienza con un cuerpo asesinado de forma brutal. Con este asesinato conocemos a nuestra pareja protagonista, Yago y Aines, con una relación inicial sorprendente y complicada, que se aclarará en la primera parte del libro, e irá evolucionando a partir de ahí.

La autora nos presenta a diferentes sospechosos, que vamos conociendo a través de los interrogatorios de nuestra pareja de policías.

Marta Martín Girón entremezcla de forma magistral los tiempos en esta primera novela. Por un lado, el presente, en el que Iago y Aines investigan el caso. Por otro lado, un pasado cercano donde nuestro personaje asesinado aún sigue con vida, y conocemos de su boca varias situaciones que pueden influir en su asesinato, además de su relación con los principales sospechosos.

Aquí todos los personajes tienen algo que esconder, desde los sospechosos, hasta nuestra pareja de policías, pasando cómo no por Elena, la chica asesinada, un personaje que requiere mención aparte, de los más sorprendentes que me he encontrado en mucho tiempo. En ella nada es lo que parece, y poco a poco vamos descubriendo aspectos de su personalidad que nos asombrarán de forma que ni te imaginas.

Algo que nos ha parecido diferente a otras trilogías de misterio, es que el asesino se descubre algo pronto. Bajo nuestro punto de vista eso no le quita ni un ápice de interés, ya que a partir de este punto nos adentramos en la mente oscura de nuestro criminal, salen a luz oscuros secretos y motivaciones y los acontecimientos suceden a una velocidad vertiginosa, en capítulos donde el asesino ya no se esconde y nos habla directamente.

Cuestión de gustos si prefieres que el asesino se desvele al final. A nosotras nos ha gustado.

Un primer libro oscuro, adictivo, muy rápido de leer, con personajes trastornados, con altas dosis de misterio e intriga e historias crudas pero reales.

LUNA ROJA: UNA CONTINUACIÓN DE MUCHO NIVEL

LUNA ROJA: UNA CONTINUACIÓN DE MUCHO NIVEL

El libro comienza pocos días después de cerrar el caso de Dama Blanca. Esta segunda parte evoluciona en todos los aspectos. Mucho más introspectiva, nos adentramos más en los personajes y por tanto la historia adquiere otro nivel.

En Luna Roja nos damos cuenta rápidamente que la relación personal entre Yago y Aines empieza a coger algo más de protagonismo, algo que apenas había tenido importancia en Dama Blanca exceptuando algún retazo. Una comida, una paella y un acercamiento personal que marcará el devenir de la relación entre nuestros policías.

El asesino de este libro nos parece espectacular. Un asesino todavía más trastornado que no siente ningún tipo de empatía hacía la raza humana, pero siente como propio el maltrato animal. Otro tema “incómodo” que Marta Martín Girón trata de forma magistral: las granjas de animales y las condiciones en las que se les trata.

A diferencia del libro anterior, el asesino nos habla desde el primer capítulo, aunque todavía no sepamos quién es ni sus motivaciones, y al que descubrimos cometiendo un crimen, del cuál aún no entendemos las razones. Paciencia, en unos pocos capítulos lo vas a entender.

Al igual que en Dama Blanca, hay varios tiempos narrativos, por un lado el presente de la investigación, que conocemos desde dos ángulos: desde el punto de vista de Aines y Yago, y desde la óptica del asesino.

Por otro lado, conocemos el pasado de nuestro criminal, cuál es su historia y por qué acaba asesinando. Todo ello se entremezcla capítulo tras capítulo para crear una historia adictiva y mucho más intensa que la primera parte.

Pero todavía nos queda una sorpresa. A través de Yago Reyes, la autora plantea un dilema moral interesante. Motivaciones correctas pero formas incorrectas. Tendrás que decidir de qué parte te posicionas.

Luna Roja deja el listón muy alto para la tercera parte y cierre de esta trilogía.

ALMA PÚRPURA: UN MAGNÍFICO CIERRE DE LA SAGA

ALMA PÚRPURA: UN MAGNÍFICO CIERRE DE LA SAGA

Y después del buen sabor de boca que nos han dejado los dos libros anteriores, llegamos al último caso de Yago y Aines.

Un libro bastante parecido a los dos anteriores en cuanto a estructura y narrativa, pero con una gran diferencia: conocemos al asesino al final del libro, al mismo tiempo que Yago y Aines.

En los anteriores libros, Marta Martín Girón nos daba a conocer al asesino mucho antes que a la policía, y este nos hablaba, conocíamos sus motivaciones y su locura. En esta tercera novela hay un cambio importante: el asesino no es una persona trastornada, es una persona normal y corriente a la que las circunstancias le obligan a cometer el crimen.

Este asesino nos habla únicamente en el capítulo final de la novela, cuando ya sabemos quién es y el caso está resuelto.

Lo que sí se mantiene de los dos libros anteriores es que hay varias líneas temporales: el presente, con la investigación policial, el el cuál se nos presenta a todos los sospechosos a través de los interrogatorios de los policías, y un pasado con el asesino vivo, donde conocemos los hechos que llevan a su asesinato.

En esta tercera entrega también aparece algo que habíamos echado de menos en las dos anteriores: frenéticas persecuciones policiales. Algo que le da un ritmo más vivo a esta tercera parte.

Y por fin en Alma Púrpura cobra más importancia la relación personal entre nuestros dos protagonistas. Una relación que se ha ido fraguando a fuego lento en los dos anteriores libros, y que en este cobra casi tanta importancia como el hilo principal.

NUESTRA OPINIÓN SOBRE LA TRILOGÍA DAMA BLANCA

NUESTRA OPINIÓN SOBRE LA TRILOGÍA DAMA BLANCA

Si te gusta la novela negra disfrutarás de la trilogía de Marta Martín Girón. Tres libros muy parecidos en cuanto a estructura y narrativa, con detalles que marcan la diferencia.

Si esta trilogía se define como La novela negra que cuestionará los límites de lo prohibido es por algo, no lo dudes. Temas poco agradables, la máxima crueldad y locura del ser humano en primer plano.

Una trilogía sin un gran ritmo, pero no significa que sea lenta, todo sigue su curso y se cuenta a su determinado tiempo, no hay grandes plot twist, los asesinos se van descubriendo de forma inevitable con el avance de la narración.

La narración no pierde ni un ápice de interés, ya que la historia se vuelve cada vez más oscura, nos metemos en la mente del asesino, que nos habla directamente.

Conocemos a este asesino mucho antes que la policía, hablamos con él, nos cuenta sus motivaciones, nos metemos en su cabeza y conocemos su locura y su crueldad.

Una trilogía policíaca diferente a lo habitual, totalmente imprescindible si eres fan de este género literario.

Por qué debes leerlo

  • Por su pareja protagonista, Yago y Aines. Nos ha gustado su normalidad, empatizas con ellos rápidamente.
  • Para descubrir a Marta Martín Girón.
  • Porque te hace recapacitar sobre ciertos temas delicados.

Te lo recomendamos si:

  • Te gusta la novela negra bastante negra.
  • Te gustan las relaciones que se van cocinando a fuego lento.
  • Quieres pasar horas y horas sumergido en investigaciones policiales.

Dama Blanca