No sé si os pasa, pero en verano lo que más me apetece leer son este tipo de libros, lecturas frescas y divertidas que no me hagan pensar mucho y que me hagan pasar un buen rato.

Una luna sin miel cumple perfectamente ese cometido. Este libro es una comedia romántica ligera, agradable, entrañable por momentos, que te saca una sonrisa cada dos por tres, con situaciones cómicas, diálogos rápidos con un toque de ironía y unos personajes a los que coger cariño desde el primer momento.

LIBRO CON EL CLICHÉ ENEMIES TO LOVERS

Reconozco que es uno de mis clichés favoritos. Muy tópico, lo sé, pero me encantan esas historias donde los protagonistas se odian pero sabes desde la primera palabra que cruzan que acabarán enamorándose.

El desarrollo de esa relación, cómo evoluciona, las cosas que les suceden y que provocan ese acercamiento tan esperado… es una historia que me atrapa irremediablemente y no puedo dejar de leer.

VIAJAMOS A MAUI CON OLIVE Y ETHAN

A través de la sucesión de una serie de catastróficas desdichas, Olive se encuentra con la opción de viajar a Maui diez días completamente gratis. Pero esa es la única ventaja.

Y los contras son unos cuantos. Tiene que viajar con Ethan, el hombre más guapo del mundo pero al que odia profundamente desde que hace un par de años la despreció profundamente. Y, sobre todo, el principal problema es que Ethan y ella tienen que hacerse pasar por su hermana Ami y su nuevo marido Dane celebrando su luna de miel.

Pero no va a renunciar a unas vacaciones completamente gratis en Hawai solo por que la compañía no es precisamente la que ella quisiera. Además, no debería ser demasiado difícil ignorar a Ethan durante diez días en una isla paradisíaca… ¿o sí?

La relación entre ambos, sus conversaciones, sus divertidas situaciones, te hace meterte completamente en la historia y viajar a Maui con nuestros protagonistas, disfrutar con ellos y transportarte a la paradisiaca isla viviendo cada momento como si estuvieras allí.

UNOS PERSONAJES SENCILLOS Y ENTRAÑABLES

En Una luna sin miel nos vamos a encontrar a unos personajes sencillos a los que rápidamente se les coge cariño, sin demasiados líos ni vueltas, bien caracterizados, nos los imaginamos perfectamente. No hace falta más para este tipo de libros.

Normalmente en este tipo de novelas empiezas odiando a alguno de los protagonistas, pero no es el caso. A Olive la adoras desde el minuto uno, y a Ethan, aunque cuesta un poco más conectar con él, también le acabas cogiendo cariño.

Las conversaciones-discusiones entre ambos son rápidas y afiladas, llenas de dobles sentidos y sarcasmo, de pullas, de comentarios irónicos. La voz en off de Olive, lo que va pasando por su cabeza mientras discute con Ethan, es simplemente excepcional.

Ami y Dane son los otros personajes importantes en la historia. Ami, hermana gemela de Olive pero lo opuesto totalmente a ella. Dane, su prometido y futuro marido, que no es lo que parece. A pesar de ser dos personajes secundarios, son muy importantes en el desarrollo de la novela, ya descubrirás por qué.

LLENO DE SITUACIONES CÓMICAS QUE TE SACARÁN MÁS DE UNA SONRISA

La narración siempre corre a cargo de Olive, que va narrando los hechos en primera persona, y rápidamente se da cuenta que mantener la farsa de los recién casados no va a ser tan fácil como parecía. Ni ignorar a Ethan tampoco.

Desde que ponen un pie en la isla de Maui les pasa absolútamente de todo. Situaciones a cuál más insólita y cómica, que dan paso a esos momentos románticos con el paraíso hawaiano de fondo. Como no podía ser de otra manera.

¿Qué les deparará el futuro cuando Maui acabe? ¿Cuando vuelvan a la vida real? ¿Cuando se encuentren en su día a día?

NUESTRA OPINIÓN SOBRE UNA LUNA SIN MIEL

Una luna sin miel es una lectura fresca y divertida para pasar un buen rato. No esperes una obra maestra, ni un libro profundo, pero ni falta que le hace. Cumple perfectamente su función de transmitir su buen rollo.

Todo el libro está narrado en primera persona a través de la voz de Olive, menos el último capítulo, donde por primera vez escuchamos la voz de Ethan, su perspectiva y su opinión, una forma muy original de cerrar la novela.

Es algo que habíamos echado de menos. En ningún momento conocemos su punto de vista, lo que piensa, lo que pasa por su cabeza. No parece que esté enamorado, no nos deja ningún gesto, ninguna pista… Pero claro, hay que tener en cuenta que todo lo vemos desde los ojos de Olive.

Por ponerle alguna pega, el enemies to lovers se desarrolla demasiado rápido, sin mucha transición, no es demasiado fuerte, en ningún momento se siente esa tensión que sí se desarrolla de forma mucho más intensa en otros libros de este estilo.

Una luna sin miel

Dónde comprarlo